Para que sirve el microscopio

En esta ocasión vamos a hablar de un instrumento que fue un gran invento y aún hoy es muy importante en muchas áreas; nos referimos al microscopio.

imagen-de-para-que-sirve-el-microscopio

Para que sirve el microscopio

A continuación descubrirás para que sirve el microscopio, pero antes vamos a hacer un poco de historia.

Historia del microscopio

El microscopio fue inventado en 1590 por el holandés Zacharias Janssen, aunque algunos italianos defienden que su inventor fue Galileo hacia el año 1610. Su nombre procede del griego y significa mirar lo pequeño. El término microscopio fue empleando por vez primera por los integrantes de una sociedad científica llamada “Accademia dei Lincei” en la que se encontraba Galileo y que publicaron un estudio acerca de la observación microscópica de la apariencia de una abeja. Pero no fue hasta el año 1665 cuando se publicaron las primeras obras realmente importantes utilizando el microscopio. En esa momento se publica un trabajo de William Harvey sobre la circulación de las sangre, en la que observó a través del microscopio los capilares sanguíneos.

¿Para qué sirve el microscopio?

imagen de microscopio

Usos del microscopio

Como su propio nombre indica el microscopio sirve para observar aquellos objetos cuyo tamaño es demasiado pequeño para ser vistos a simple vista. Es capaz de aumentar la imagen de los objetos y de ese modo podemos ver aquello que, de primeras, no es visible para el ojo humano. De este modo a través del microscopio podemos observar todo tipo de células, bacterias, virus, tejidos,… Hay una gran variedad de objetos imperceptibles para el ojo humano que el microscopio nos permite ver con nitidez.

Debido a sus características, el microscopio es utilizado en una gran variedad de áreas. Se emplea en las escuelas, los laboratorios clínicos, los hospitales, en la industria farmacéutica, alimenticia y biológica.

Su uso ha permitido grandes avances en el mundo de la medicina, permitiendo por ejemplo, elaborar vacunas. Pero también es muy importante en otros áreas, como puede ser la electrónica, ya que su uso permite la creación de microcomponentes que luego son utilizados en ordenadores, televisores, etc.